Cuentos para dormir: Capítulo 2

Continuando con la serie de cuentos que comparto con mi hija los días que toca cuento, escribiré otro capítulo de las historias que invento. Esta historia sucede unos años después de la contada en esta otra entrada, Cuentos para dormir: Capítulo 1.

Win Chun y los trolls.

Ya habían pasado unos años, y las cosechas de arroz, gracias a la ayuda de su amigo el monstruo del arroz recogían mucha más cantidad y comenzaban a tener excedentes de producto. En la aldea decidieron que el excedente se encargase Win Chun de irlo a vender a las ciudades y aldeas cercanas.

Aldeas cercanas de aquellas tierras eran dos o tres días de viaje por el valle, cruzar las montañas. Que no eran viajes fáciles. En uno de sus viajes se encontraba en una ciudad y el tiempo cambió comenzando a llover mucho, así que Win Chun decidió buscar una posada donde hospedarse.

Al no conocer la ciudad, estuvo vagando durante horas y se le estaba echando la noche encima. En una de las calles decide preguntarle a una joven más o menos de su edad donde había una posada.

-Buenas noches ¿Donde podría encontrar una posada?

A lo que la joven le contesta – ¿Eres Win Chun?

-¿Cómo es que me conoces? – Respondió Win Chun

-Ja, ja, ja … Soy la hija del dueño de la posada del camino norte, has estado allí vendiéndonos arroz, que he de decir que es el mejor que hayamos comprado nunca. – Sígueme – le dice la joven.

Win Chun la sigue y mantienen una amena conversación durante el camino. Una vez en la posada, reconoce al los dueños y les encarga una habitación y algo de cena.

Con el paso de los meses, cada vez que pasaba por la ciudad siempre paraba a saludar a la joven, y su amistad iba creciendo. Unos años después se casaron y ella (Soni) se trasladó a la aldea de Win Chun, donde todos la acogieron, conoció a nuestro amigo «el Monstruo del Arroz».

Unos años después tuvieron un hijo, al que llamaron Liu Chan. Eran felices y su negocio de arroz iba bien hasta que sucedió aquello….

Cuando volvían de visitar a los padres de Soni y de conocer a su nieto, tuvieron que hacer noche en el camino. Cuando estaban durmiendo escuchan unos ruidos que les despiertan y ven que Liu Chan no está!!!

Asustados comienzan a buscar, Win Chun se va detrás de los ruidos de zancadas que escuchaba y el partir de ramas. Por su parte, Soni se dirigió a la montaña del Monstruo del Arroz para pedirle ayuda.

Win Chun dio alcance a los ruidos y vio que un Troll se llevaba a su pequeño, por lo que desenbainó su espada y fue directo a él. El troll arrancó un pequeño árbol y arremetió contra Win Chun, dejándolo tirado en el suelo e inconsciente.

Unas horas después lo despertó el mosntruo del arroz y le dijo.

-¿Hace cuanto se ha ido?

-Una hora más o menos – Respondió Win Chun

Por suerte con el monstruo del arroz le acompañaban tres lobos que siguieron el rastro. Iban a toda velocidad, de todos es sabido que a los trolls les gusta llevarse a los niños y nunca más se sabe de ellos. Tras una persecución frenética llegan a la guarida del Troll.

Al entrar ven al Troll con una olla enorme y a punto de meter en ella a Liu Chan. Pero justo a tiempo Win Chun grita.

-¡¡Suelta a mi hijo!!

El troll lo deja en el suelo y con su maza se dispone a atacar a Win Chun, en ese momento los lobos salen por un lado y le muerden en los tobillos, provocando que el troll caiga al suelo sin llegar a dañar a Win Chun.

Luego de una pelea a vida o muerte logran vencerlo entre todos y rescatar al pequeño Liu Chan. Salen de allí corriendo por si había más trolls por la zona y regresan a su casa sanos y salvos. Al llegar ya les estaba esperando Soni muy preocupada, pero al ver que regresaban todos se puso muy feliz.

Hasta aquí el capítulo de hoy.

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Francisco Crespo Iglesias.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a ovh.es que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.