La muerte de la libertad de expresión

De un tiempo a esta parte me parece que hemos recorrido un camino donde pasamos de ser libres y opinar sin miedo al que dirán, si digo algo u opino lo contrario directamente me ponen un adjetivo y no biensonante. Desde facha, perroflauta a progre a pepero, machista, feminazi y un largo etcétera.

Recuerdo cuando podías hablar con amigos, amigos de amigos, en bares y opinar sin que te señalasen o encasillasen. Ahora gracias a nuestros gobernantes, por llamarles algo, han llevado sus divisiones a la calle.

Hay bandos, pero muchos bandos, y en los bandos no hay convivencia, hay diferencia, hay veligerancia, hay desconfianza. Es llamativo como todos los que han pasado por los gobiernos o aspiran a él desean cambiar los planes educativos y meter sus ideas en la educación, cuando debería ser lo contrario, debería haber consenso y educar en la libertad no en el alineamiento. Enseñar a pensar y no a seguir.

Da miedo ver cómo se califica libertad de expresión ciertas cosas, pero cuando alguien la ejerce diciendo algo que no me gusta se le tilda de cualquier calificativo despectivo. Da mucho miedo cómo los políticos se apropian de las opiniones de las personas amparándose en lo que llaman libertad de expresión.

Cosas cómo llamarse demócratas cuando los vientos vienen favorables y que las urnas han hablado y cómo cuando no gustan se declara por ejemplo una alerta antifascista y llamamos a la gente a la calle a las barricadas y los disturbios y llegar a decir que los votantes en su libertad han votado erróneamente ¿Ya no son demócratas?

Otro ejemplo es llamar a la gente a la calle porque según otros se vende el país a los independentistas por un relator. Creo que tampoco son las formas. ¿Es la alerta antiindependentista?

La verdad, me gustaría que los que ostentan el poder fuesen más políticos y menos ideólogos, lo que no saben es que gobiernan para todos, incluso para los que no les votaron, y nunca tuvimos la suerte de que lo viesen así. Estamos a merced de gente mediocre, que se esfuerzan día a día en demostrarlo, que no piensan en global solo en ideologías, no en política y quien no lo vea igual que ellos te machacan.

Por todo esto creo que nuestra libertad de expresión ha muerto, o que está tocada de muerte. Me encantaría que lograsen dejar de descalificarse y comportarse como personas y así lograr que la educación vuelva a la calle, al fin y al cabo los de a pie somos mayoría. Pero viendo la mediocridad demostrada por los diferentes líderes políticos, posiblemente sigamos involucionando, sólo les interesa el poder y el alinear ideológicamente, excluyendo a los que piensan igual… Políticos excluyentes, país en recesión y abocada a que nuevamente haya bandos.

No hemos aprendido nada del siglo XX, se repite lo mismo que sucedió tras la guerra del 98 o la primera dictadura del 23. Espero equivocarme.

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Francisco Crespo Iglesias.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Mi propio servidor que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.